Glosario

Objetivos Empresariales

Toda empresa al momento de constituirse establece objetivos claros para un fin en común, estos mismo pueden establecerse en conjunto en una mesa de trabajo o por departamentos; es importante que todos los miembros de la empresa tengan claros cuáles son dichos objetivos. 

Objetivos de una Empresa ¿Qué son?

Objetivos de una Empresa ¿Qué son?

Los objetivos de una empresa son metas que se establecen desde el momento que se toma la decisión de constituir una empresa; cuando se habla de objetivos de una empresa se hace referencia a las metas claras que se deben cumplir en un lapso de tiempo preestablecido. 

Todas las empresas tienen objetivos diferentes, y estos a su vez se pueden clasificar en diferentes tipos, es importante que cada miembro de la empresa tenga conocimiento de los objetivos y se comprometa en su labor de trabajo para ayudar a llegar a la meta. 

Los objetivos se pueden establecer por lapsos de tiempo, mensuales, trimestrales, semestrales o anuales. 

Es importante conocer los tipos de objetivos para relacionar el resto de los aspectos que vienen después de ello, como el cumplimento de las políticas, las recompensas por el logro de los objetivos, etc. 

Específicamente se pueden definir como los estados que pretende una empresa conseguir en el futuro, un ejemplo, el objetivo de la marca Apple es llegar a los 30 millones de accesorios vendidos en el 2021. 

Tipos de Objetivos de una Empresa

Tipos de Objetivos de una Empresa

Los tipos de objetivos de una empresa pueden ser dos generalmente, estos son establecidos según las necesidades de la empresa y los recursos que se tienen para lograrlos. 

Los objetivos de una empresa pueden ser: 

Según la Relevancia

Se establecen objetivos según la relevancia que tengan las metas de la empresa, es decir, la importancia que tengan ciertos aspectos, por lo general son objetivos generales y específicos, ambos tienen que establecerse con lapso de tiempo predeterminado para que se renueven y sean alcanzados con éxito. 

Los objetivos según la relevancia se pueden establecer por departamentos, o por zonas, dependiendo de la expansión de la empresa. 

Una empresa dedicada a la venta de productos, debe establecer objetivos de relevancia coherentes y de acceso posible. 

En este caso intervienen diferentes factores, como el tiempo, recursos, material de trabajo, productividad, capacidad humana, etc. 

Objetivos Generales de una Empresa

Estos objetivos tienen como finalidad una meta a manera general para la empresa, se establece al momento de crear la empresa y se pueden renovar cada cierto tiempo según las necesidades que presente la empresa.

Algunos ejemplos de objetivos generales de una empresa pueden ser los siguientes: 

  • Coordinar, adaptar e incentivar la producción de medicamentos para el tratamiento de Cáncer a través de ciertos fármacos específicos, estableciendo una mejoría en los síntomas al cabo de 6 meses. 
  • Adaptar e incentivar el equipo de trabajo para que, en conjunto, todos los trabajadores logren el cumplimiento de una meta de ventas, cobro y despacho de medicamentos a nivel nacional. 

Los objetivos generales deben ser de alcance para todos los miembros de la empresa, no pueden estar guiados por un grupo en específico, ya que no serían objetivos generales sino específicos, y estos últimos se pueden establecer por departamento. 

Finalmente, los objetivos generales son el motor y guía que necesitan las empresas para lograr un bien mancomunado. 

Objetivos Específicos de una Empresa

Los objetivos específicos de una empresa terminan de ser las guías básicas para lograr el objetivo general, es decir, son logros o metas a corto plazo que una vez se consiguen es mucho más fácil conseguir el objetivo general. 

Se pueden entender como objetivos de apoyo para los objetivos principales, no deben ser complejos, por el contrario, mientras más sencillos, más fácil es su alcance. 

La mayoría de las empresas los establecen por departamentos para que, al ser logrados en conjunto, la empresa marche en perfecto estado. 

Algunos ejemplos de objetivos específicos pueden ser: 

  • Lograr el cumplimiento de 45 mil unidades vendidas en la semana 
  • Llegar al cumplimiento de cobro de 80 mil dólares por clientes 
  • Mejorar la plataforma de ventas online 
  • Aumentar el tránsito de productos en el mercado 
  • Organizar publicidad diaria en las redes sociales más utilizadas en 2021

Según el Tiempo de Ejecución

Los objetivos también se pueden establecer por tiempo de ejecución, tal como se había mencionado anteriormente, estos objetivos son establecidos por lapsos de tiempo específicos, diarios, semanales, quincenales, mensuales, trimestrales o anuales. 

Se consideran objetivos según tiempo de ejecución los que se pueden dividir en tres partes, los de corto plazo, mediano plazo y largo plazo; al hablar de cada uno es importante resaltar el tiempo que el ejecutivo o la administración de la empresa considere para cada uno. 

Para especificar cada tiempo de ejecución se mencionan: 

Corto Plazo 

Son objetivos que se pueden establecer diarios o semanales, estos pueden ser regidos por normativas específicas por los jefes de los departamentos para el logro de los mismos. 

Es importante que estos objetivos sean cumplidos ya que son el primer escalón para poder llegar a la meta final, que se conoce como objetivo general. 

Un ejemplo de objetivo a corto plazo: 

  • Lograr la venta y distribución de 10 unidades de medicamentos diarios a las farmacias de un estado. 

Como se puede observar, es un trabajo que se puede lograr diariamente, con la dedicación y el compromiso del área encargada de ello en la empresa, en este caso el área de ventas. 

Mediano Plazo

Los objetivos a mediano plazo pueden ser establecidos en conjunto de administración y jefes de departamentos, estos pueden ser un poco más complejos ya que se debe contar con un lapso de tiempo no tan corto para ser logrado. 

Estos objetivos son los que se deben alcanzar a lo largo de meses, un año o dos años como máximo, se conocen generalmente como objetivos inmediatos en comparación con los generales. 

Un ejemplo de estos objetivos puede ser: 

  • Ofrecer a todo el personal de la empresa una vivienda digna en el centro de la ciudad. 

Largo Plazo

Los objetivos a largo plazo son visiones o expectativas que se establecen por los socios o ejecutivos de la empresa, se puede hablar como un mínimo de 5 año a un máximo de 10 años. 

Estos objetivos son una meta que requiere de objetivos a corto y mediano plazo para que se puedan lograr. 

Un ejemplo de esta clase objetivo puede ser: 

  • Obtener el posicionamiento 1 en la lista de las mejores empresas del sector en el año. 

Estos objetivos pueden tener factores a favor y otros en contra ya que se debe tener una imagen clara de lo que se quiere lograr al cabo de esos años, de lo contrario se puede distorsionar fácilmente estos objetivos. 

Según Jerarquía

Los objetivos según jerarquía permiten el mejor desempeño de las funciones de cada trabajador, esto con el fin de dotar al empleado de conocimiento para que realice satisfactoriamente su trabajo, es decir, al establecer estos objetivos se le dota de información al personal para que estos mismos sean cumplidos. 

Son establecidos por jefes de departamentos, o gerentes en general, se deben conocer de los recursos que se tienen para ser de estos objetivos una meta clara. 

Es importante que dichos objetivos sean claros. 

Objetivos Organizacionales o Estratégicos

Son objetivos que se fijan a nivel estratégico durante un periodo de tiempo específico, para mejorar el nivel organizativo o estratégico de la empresa, tal como hace referencia su nombre. 

Estos mismos deben ser concretos, para establecer un paso específico entre la visión y la misión que se quiere lograr, deben expresar en completo las meta últimas que se tienen. 

Estos objetivos pueden ser: 

  • Mensurables 
  • Específicos
  • Apropiados 
  • Realistas 
  • Oportunos 

Objetivos Departamentales

Establecidos por departamentos, conocidos también como estrategias de trabajo diario, semanales o mensuales; deben ser objetivos comprensibles y claros, de lo contrario se pueden entender de forma errada y generar diferencias entre los trabajadores. 

Es muy importante que sean alcanzables, y no pueden ser abstractos, generalmente son de mediano plazo y se establecen según los objetivos estratégicos. 

Al momento de establecerse, son dados a conocer por el equipo de trabajo del departamento, evitando confusiones entre los mismos, se deben explicar completamente para que se logre una sincronía unidireccional. 

Un ejemplo de objetivos departamentales es: 

  • Llegar a la cuota máxima de cobro de 50 mil dólares en el lapso de 21 días hábiles. 

Objetivos a Nivel de Operaciones

Generalmente estos objetivos se establecen para ser trabajo más óptimo entre todos los miembros de la empresa, dotando de la mayor cantidad de recursos a los empleados y ayudar a mejorar la comunicación entre todos los departamentos. 

Se pueden establecer por los jefes y directores encargados de recursos humanos. 

Son objetivos que tienen relevancia para todas las áreas de la empresa, pero que no requieren de un trabajo constante como los objetivos específicos, por ejemplo. 

La mayoría de las veces son establecidos y no dados a conocer a los empleados, lo cual es un error, ya que aquello que no se conocen se coloca en práctica. 

Beneficios de Realizar Objetivos en una Empresa

Beneficios de Realizar Objetivos en una Empresa

El pilar fundamental de una empresa es establecer objetivos, estos permiten que todos los miembros trabajen para lograr algo específico, pero como no se puede trabajar de la misma forma todos a la vez, se dividen en diferentes áreas para su éxito. 

De forma contable se pueden mencionar los beneficios de la siguiente forma: 

  • Organización de los recursos de la empresa 
  • Aumentos considerables de los activos recibidos 
  • Consecución efectiva de las metas 
  • Enfoque unidireccional de los miembros de la empresa 
  • Aumento de la oferta en el mercado 
  • Incentivo de responsabilidad y compromiso por parte de todos los miembros de la empresa 
  • Simplifica y optimiza el trabajo de todos 
  • Sincronía de las metas 

Los beneficios son innumerables, pero la verdadera razón por la cual se establecen objetivos es para que todos trabajen bajo una misma idea, es decir, cada miembro de la empresa gestione su labor para el cumplimiento de un fin, que en conjunto de todos será un logro mancomunado. 

Un ejemplo de ello: 

El trabajo que realizan las hormigas en la estación de otoño antes del invierno, para que no les falte el alimento bajo las lluvias. 

Todas trabajan en conjunto para poder tener alimento, de no ser así algunas se quedarían sin alimento en invierno y podrían morir. 

Características

Características

Los objetivos se distinguen fácilmente de las demás pautas de la empresa, ya que son claros y en su mayoría son dados a conocer en cada departamento, mejor conocidos como metas o logros a obtener. 

La mayoría de las veces se ofrecen recompensas por el logro de los mismos, esto con el fin de optimizar el trabajo y que el logro sea en un menor tiempo. 

Las características principales de los objetivos empresariales son las siguientes: 

  • Deben ser claras 
  • Medibles 
  • Optimistas 
  • Realistas 
  • Desafiantes 
  • Coherentes 
  • Razonables 
  • Atendidas por todos 
  • Fácil comprensión 
  • Establecen cursos a seguir durante un tiempo específico 

Paso a Paso para Realizar Objetivos de una Empresa

Paso a Paso para Realizar Objetivos de una Empresa

Los objetivos de una empresa deben ser realizados por personas capacitadas que tengan la información adecuada sobre la misma y que pueda tener una idea realista de los objetivos que se pueden cumplir durante dicho tiempo. 

Los pasos a seguir para realizar o establecer los objetivos de una empresa son los siguientes: 

  1. Obtener la información necesaria sobre los recursos que tiene la empresa, para poder establecer las metas a lograr gracias a dichos recursos 
  2. Diferenciar las metas o logros que se quieren obtener a corto, mediano y largo plazo. 
  3. Valorar el factor tiempo y recurso humano sobre los objetivos a establecer 
  4. Reunirse con los jefes de cada departamento y obtener información al día de lo viable que pueden ser los objetivos que se piensan plantear. 

Para establecer los objetivos de una empresa se debe empezar por: 

  1. Los objetivos generales o a largo plazo que se quieren lograr, esto gracias a la visión futurista que tengan los directores de la misma
  2. Establecer los objetivos específicos que darán frutos para el objetivo general, allí intervienen los objetivos a corto, mediano y largo plazo. 
  3. Guiar los objetivos por departamentos y jerarquías 
  4. Finalmente establecer objetivos estratégicos y a nivel de operaciones. 

¿Por qué Realizar Objetivos Empresariales?

Los objetivos empresariales permiten tener una guía de los logros que se quieren obtener y así mismo los recursos, métodos y estrategias que se efectuarán para obtener dichos objetivos. 

Sin los objetivos empresariales es muy difícil llevar una sincronía de las metas buscadas. 

Ninguna empresa puede funcionar sin establecer objetivos. 

Deja tu respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.